TOPO
ANÁLISE E IDENTIFICAÇÃO MÉDICO LEGAL DA COCAÍNA E SUA IMPORTÂNCIA NO ESTUDO FORENSE - Perspectivas
fade
3457
single,single-post,postid-3457,single-format-standard,eltd-core-1.0,perspectivas alto grau-ver-1.0,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1300,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
cocaina

ANÁLISE E IDENTIFICAÇÃO MÉDICO LEGAL DA COCAÍNA E SUA IMPORTÂNCIA NO ESTUDO FORENSE

ANÁLISIS E IDENTIFICACIÓN MEDICO LEGAL DE LA COCAÍNA Y SU IMPORTANCIA EN EL ESTUDIO FORENSE

MEDICO-LEGAL ANALYSIS AND IDENTIFICATION OF COCAINE AND ITS IMPORTANCE IN FORENSIC STUDIES

 

Guillermo Omar Rocabado Calizaya Msc. PhD (1)
Nelly Marlene Taboada Párraga Lic. (2)
Saúl Pantoja Vacaflor MSc. (3)

(1)Perito en Toxicología Forense. Universidad Complutense de Madrid
(2)Fiscal de materia de Sustancias Controladas. Ministerio Público de Bolívia
(3) Profesor de pre y post grado Universidad Mayor de San Andres. Presidente de la Sociedad Boliviana de Ciencias Forenses.
e-mail: spantojav@yahoo.com

 

RESUMEN

Estudios sobre la cocaína y la determinación de sus metabolitos en el individuo, hoy en día son una herramienta muy importante para la aplicación de justicia, puesto que varios estudios estadísticos han demostrado que un alto porcentaje de hechos ilícitos son realizados bajo la influencia de la cocaína. Para ello se realizan estudios cinéticos de la cocaína para determinar la condición del imputado en el momento del hecho.

Los estudios post mortem de individuos fallecidos bajo consumo de cocaína, son aún más importantes a efecto de determinar un posible sinergismo farmacológico, basados en la cinética y la dinámica de la cocaína y sus propiedades fisicoquímicas para orientar a la ciencia forense respecto de los posibles modos de acción e interacción del mismo, a la vez de determinar concentraciones de cocaína y sus metabolitos en sangre y pelo esta ultima, una matriz de investigación muy reciente donde se observa el almacenamiento de metabolitos por un tiempo prolongado.

De esta manera comentamos las acciones de la cocaína sobre distintos sistemas para dar a conocer el origen de las alteraciones como posible causa de la realización de actos delictivos o faltas que son sancionadas por el común de los ordenamientos jurídicos.

Palabras-clave: cocaína, medicina legal, análisis medico legal, metabolitos

 

 

ABSTRACT

Studies on cocaine and the determination of their metabolites in the individual today are a very important tool for the application of justice, since several statistical studies have demonstrated that a high percentage of illicit facts is carried out under the influence of this drug. For these studies, kinetic evaluations on cocaine were carried out to determine the condition of the subject in the moment of the fact.

Post-mortem studies of individuals deceased after consumption of cocaine are even more important to determine a possible pharmacological sinergy, based on the kinetics and the dynamics of cocaine and its physiochemical properties, in order to guide forensic science regarding its possible means of action and interaction, and at the same time determine concentrations of cocaine and their metabolites in blood and hair. The latter has created a matrix of very recent investigations where metabolite storage is observed for a long period.

Based on these facts, the authors comment on the effects of cocaine on different systems to acknowledge its alterations as a possible cause for the perpetration of criminal acts or faults that are sanctioned by juridical classifications.

Keywords: cocaine, legal medicine, medical-legal analysis, metabolites

 

1. INTRODUCCIÓN 

La hoja de coca ha venido siendo siempre una de las hojas mas empleadas en Bolivia por los nativos desde hace siglos, ya que aumenta el rendimiento físico y proporciona bienestar emocional. El uso terapéutico de la hoja de coca y su producción hoy en día se ve limita debido a que la coca producida es desviada a la producción de cocaína. Estudios demuestran que la presencia de un alcaloide erythroxyline que fue aislado por primera vez por un químico alemán de apellido Gaedcke en 1855, es el principal metabolito que le hace a esta planta adictiva, por ejercer acciones estimulantes sobre el Sistema Nervioso Central (SNC) y de esta manera conducir a alteraciones e incluso la muerte en un individuo. Poco más tarde, en 1859, empleando alcohol, ácido sulfúrico, bicarbonato sódico y éter (“sustancias controladas”), otro químico alemán de nombre Albert Niemann purifica el alcaloide de Gaedcke y aísla directamente de las hojas de coca el alcaloide al que se conoce desde entonces con el nombre de cocaína, la cual es considerada sustancia controlada por la generación de dependencia psíquica. Hasta mediados del siglo XIX la coca y sus derivados gozan de gran prestigio como estimulantes de uso terapéutico. Tiempo después, esos mismos beneficios comienzan a percibirse como “riesgos seductores” que acabarían siendo una “amenaza para la sociedad”, ya que muchos actos delictivos atribuyen ser cometidos bajo influencia de la cocaína. De esto es que nace la importancia de conocer las características químicas y el desenlace bioquímico de la cocaína en el organismo, a la vez de conocer las alteraciones desencadenadas en las personas consumidoras de cocaína, asegurando de esta manera conocer el estado de conciencia del imputado tomando en cuenta los parámetros cinéticos de esta sustancia, lo cual nos seria de gran valor para la determinación de un acto criminal bajo la influencia de cocaína. De acá nace otra necesidad que es la de controlar la producción de la hoja de coca y prohibirla su libre comercialización en grandes cantidades, así también es la de controlar todo tipo de sustancias que son empleadas en el proceso de extracción de la cocaína. De cualquier forma y sea cual sea la perspectiva desde la que se mire, sembrar coca y comercializar cocaína (coca o perica) y otros de sus derivados siempre han sido objeto de penalizaciones por el Estado, ya que la elaboración, venta y otros esta penalizada, al igual que cultivar coca en cantidades que no sean permitidas [2,3,4,5,6].

En Bolivia según La Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas LEY 1008 de 19 de julio de 1988, señala en el titulo primero que la coca en cuanto a su naturaleza es un producto natural del subtropico característico de los departamentos de La Paz y Cochabamba, presentándose la forma de cultivo en un estado silvestre o cultivo agrícola cuya antigüedad se remota a la historia precolombina boliviana, siendo el cultivo considerada como una actividad agrícola-cultural orientada tradicionalmente en forma licita hacia el consumo, así como en la medicina y rituales de los pueblos andinos

Para efectos legales se establece una diferencia esencial entre la coca en estado natural, que no produce efectos nocivos a la salud humana, y la coca “Iter criminis”, que es la hoja en proceso de transformación química de la cual se aisla el alcaloide cocaína. Este alcaloide produce efectos psicofisiologicos y biológicos nocivos para la salud humana, es así que se señalan los procesos mas importantes, como también el mecanismo en el uso criminal.

Para efectos de la ley 1008, existen tres zonas de producción de coca en el país:

  1. zona de producción tradicional;
  2. zona de producción excedentaria en transición;
  3. zona de producción ilícita.

 

cocaina01

2. COCAÍNA

Químicamente es una benzoilmetilecgonina, (2-metil-3-bencilecgonina) la ecgonina es una base aminoalcoholica íntimamente relacionada con la atropina, el aminoalcohol que se halla en la atropina, de este modo la cocaína es un ester de ácido benzoico y una base que contiene nitrógeno, la cual le da la característica de ser fácilmente absorbible por las mucosas, además posee la estructura fundamental descrita para los anestésicos locales sistémicos. La presencia del grupo amino terciario le confiere la actividad anestésica local, desde este punto de vista estructural a la cocaína se puede considerar que se halla formada por tres porciones; un grupo lipofilico que lleva una función ester, un grupo hidrofilico que es una función amina terciaria y una cadena intermedia o pivote.

 

cocaina02

La cocaína es una sustancia con un potente efecto simpaticomimético, de esta manera actúa como un agonista no competitivo del sistema simpático (adrenergico), este actúa bloqueando la recaptación presináptica de la norepinefrina y otras aminas estimulantes o vasoaminas. Su efecto es excitatorio y la manifestación neurológica mas frecuente son las crisis comiciales, la cual puede ser tratada con diazepan, sin embargo a dosis altas suprime la actividad normal del SARA (Sistema Activador Ascendente Reticular), pudiendo inducir de esta manera a un coma y, respecto a este coma habrá que recordar con frecuencia que puede provocar accidentes cerebrovasculares isquemicos y hemorrágicos, además cave señalar que para el tratamiento no hay antídotos. El consumo de cocaína como una droga recreativa se ha popularizado en la ultima década, en paralelo con el declive de los opiáceos, con la falsa sensación de seguridad de que no provocaba problemas graves ni síndrome de abstinencia, dos extremos que actualmente se comprobaron que son falsos [1,3,5,9,10].

 

2.1. DETERMINACIÓN DE COCAÍNA Y LA IMPORTANCIA LEGAL EN PROCESOS DE INTOXICACIÓN Y MUERTE

El alcaloide de la hoja de coca es un derivado de la ecgonina que se presenta como una sustancia blanca, cristalizable en prismas romboidales y soluble en eter, cloroformo y cuerpos grasos. Se obtienen sales en mezclas con ácidos minerales, donde el clorhidrato es el mas empleado, forma cristales y es fácilmente soluble en agua. La cocaína es empleada por su magnifica propiedad anestésica local y de sensación de bienestar pero que actualmente se ha abandonado dicho uso ante los graves accidentes que pueden producir, ya que se ha reportado accidentes de intoxicación, incluso mortales a dosis de 0.50 g y 1 g, así también los suicidios y los asesinatos, que son actos criminales se han reportado por el empleo de la cocaína, pero surge la dificultad de determinar las concentraciones iniciales de la misma o sus metabolitos, tanto en personas intoxicadas y en cadáveres, de aca parte la necesidad de determinar las concentraciones iniciales, a la vez de afirmar el posible efecto y mecanismo de acción que le condujo a la muerte. Así también es importante no solo hallar la concentración de cocaína en fluidos biológicos, sino que habrá que determinar una matriz de almacenamiento de cocaína, para verificar si es o no tolerante a dosis normales, esto con el fin de conocer un posible acto criminal de homicidio, en el cual se pueda aplicar otros tipos de sustancias las cuales produzcan un sinergismo de suma o de potenciación, favoreciendo una muerte acelerada del individuo y denotando una concentración de cocaína que no es toxica ni mortal [1,4,7].

 

2.2. ALTERACIONES ORGÁNICAS QUE PRODUCE LA COCAÍNA

Los efectos de la cocaína sobre una persona que ha sufrido una intoxicación aguda da lugar a un cuadro muy complejo de síntomas psíquicos, neurológicos, respiratorios y circulatorios. Así la excitación psíquica y motriz, como la agitación con llantos y risas, locuacidad y confusión mental, desorientación y ansiedad, son muy frecuentes, además de las seudopersepciones alucinógenas, persistente en pequeños insectos y parásitos que caminan por la piel acompañadas de picor y prurito. Otro trastorno como ser los neurológicos se denotan por la midriasis presente en el individuo, por otra parte las alteraciones visuales, hipertermia por un mecanismo de vasoconstricción son notorios y por ende aumentando la presión sanguínea, dicho cuadro puede ser peligroso en personas que sufren el llamado mal de altura (presión alta), pudiendo llegar a producir una embolia o perdida de la visión por el aumento de la presión oncótica que puede ser perjudicial en personas que sufren de glaucoma, por otro lado las características anestésicas y parestésicas originan y facilitan las alucinaciones visuales y cutáneas, posteriormente pudiendo conducir a un cuadro de epilepsia cocainica. El efecto vaso constrictor mencionado repercute en el corazón cuyos latidos se aceleran produciendo una taquicardia muy marcada, lo cual puede ser muy peligroso en personas que sufren afecciones cardiacas como arritmias e insuficiencia cardiaca, dicha alteración se debe a un efecto de estimulación simpática mostrando signos como la cara enrojecida, sudoración, aumento de la temperatura y de la presión arterial y temblor. El efecto sobre la respiración en primera instancia produce una bradipnea que sede pronto y se transforma en disnea el cual lleva a un sincope respiratorio, por otra parte otras alteraciones son nauseas y vómitos, albuminuria y oliguria, parámetros muy importantes a ser considerados como pruebas iniciales y como indicadores bioquímicos en personas sindicadas de haber ingerido cocaína y haber cometido un acto delictuoso, la determinación de estos indicadores son económicos y rápidos de realizarlos en un laboratorio clínico, pero recalcando a la vez que estos indicadores no son específicos, mas al contrario solo son orientativos [1,2,3,4,5,7].

Según la Ley 1008: Ley del Regimen de la Coca y Sustancias Controladas, en su Art. 33 señala y define a las Sustancias Controladas, como sustancias peligrosas o fiscalizadas, dentro de esta también se encuentran los fármacos controlados, drogas naturales o sintéticas consignadas en el Anexo de la Ley y las que señale el Ministerio de Salud Boliviano, en los acápites correspondientes.

 

2.3. INVESTIGACIÓN TOXICOLÓGICA DE LA COCAÍNA

La cocaína es fácilmente extraíble de las viseras muestras de los fluidos biológicos por el método de Stas-Otto tomando muy un cuenta las propiedades fisicoquímicas de solubilidad ya que la cocaína y sus metabolitos son muy solubles en éter y cloroformo, la identificación se lleva acabo al igual que otros alcaloides mediante reacciones colorimétricas, cristalográficas, biológicas y cromatográficas de muy alto nivel de precisión, siendo esta ultima una de las mas precisas para la determinación de cocaína y sus metabolitos, pudiendo cualificar y cuantificar con precisión; dicho método puede a la vez orientar mediante la extrapolación de puntos y conociendo la cinética de la sustancia, el tiempo de la muerte, las fallas orgánicas en el organismo y la concentración inicial empleada para la intoxicación o la muerte, así también conociendo la cinética de la cocaína y realizando los cálculos de concentraciones, en especial la concentración inicial y la concentración de cocaína en el momento de la muerte o el suceso del acto delictivo puede ser determinados con la aplicación de la ecuación que se muestra en la figura 2 , esta nos es de gran valor para determinar el estado emocional y mental del imputado. Por otra parte también para determinar si el imputado es o no un adicto y si es sensible a una dosis determinada o no (resistente), esto en función a la determinación de cocaína en pelo, la cual es la matriz de primera elección en investigaciones de uso crónico, ya que es una matriz de almacenamiento de los metabolitos de la cocaína a partir de los primeros treinta minutos y por un tiempo prolongado que oscila entre seis a doce meses, para dicha determinación cabe señalar que se utilizan equipos muy tecnificados como ser Espectrofotómetros de ultravioleta en el rango invisible, HPLC Cromatógrafo de alta presión en líquidos, etc los cuales deberán estar debidamente calibrados y trabajar con estándares certificados a la vez de poseer procedimientos rigurosos operacionales que deberán estar sujetos a las normas de las BPL/GPL Buenas Practicas de Laboratorio, para garantizar la confiabilidad de los resultados; dichos puntos son tomados muy en cuenta en un proceso judicial, ya que debe asegurarse con exactitud la cualificación y cuantificación de la sustancia problema [1,3,5].

 

cocaina03Ecuación para el cálculo de concentraciones Iniciales y/o finales de sustancias con t ½ conocidos.
cocaina04Equipo HPLC. Laboratorio de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid, España

 

2.4. ACCIÓN FARMACOLÓGICA DE LA COCAÍNA SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

La cocaína una vez que es absorbida pasa al torrente sanguíneo y produce efectos estimulantes en el SNC, desde la corteza hasta la medula espinal , seguidos de una depresión a dosis elevadas. Las pequeñas dosis producen una estimulación psíquica, con aumento de la capacidad de trabajo, esencialmente por disminución de fatiga; excitación incluso sexual, euforia, locuacidad, inquietud etc. Acá el individuo que señala haber cometido un acto delictivo bajo influencia de la cocaína, argumentando no recordar los sucesos acontecidos, es falso ya que se halla con toda la capacidad mental y emocional, pudiendo ser sindicado dicho acto delictivo con alevosía y premeditación. Las dosis elevadas de cocaína pueden producir alucinaciones y trastornos paranoides, donde si es valido el exponer el argumento de influencia cocainica en la realización de dicho acto delictivo; las dosis muy toxicas producen inquietud, temblor e hiperreflexia, convulsiones, depresión central con inconciencia y muerte por parálisis respiratoria, acá se pone en duda la evidencia de que el individuo imputado haya podido participar o realizar un acto delictivo, debido a su incapacidad mental y emocional.

La acción mas notable de la cocaína es a nivel sistémico produciendo la estimulación del SNC, en el hombre se manifiesta como una sensación de bienestar y euforia, a veces puede aparecer disforia. A pequeñas dosis la actividad motora se halla coordinada, sin embargo a medida que la dosis aumenta aparecen temblores y eventualmente convulsiones tónico clónicas, los centros vasomotor y del vomito que se encuentra en el centro quimiorreceptor del gatillo, pueden participar en la estimulación produciendo emesis, por otra parte la estimulación central es seguida de un estado de depresión por relajación o agotamiento de la estimulación de la placa motora, eventualmente se deprimen los centros bulbares vitales y la muerte es el resultado de la falla respiratoria [2,3,5].

 

2.5. ACCIÓN FARMACOLÓGICA DE LA COCAÍNA SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO

La cocaína tiene la propiedad de acrecentarlas respuestas de las estructuras inervadas por el sistema simpático, provocando de esta forma vasoconstricción, midriasis y taquicardia. Acá llama la atención especialmente el aumento de la acción de las catecolaminas, en especial de la noradrenalina, muy semejante a lo que ocurre con los órganos desnervados, fenómeno que se designa como supersensibilidad [2,3,5].

 

2.6. ACCIÓN FARMACOLÓGICA DE LA COCAÍNA SOBRE EL SISTEMA CARDIO VASCULAR

Las dosis pequeñas de cocaína que son administradas vía sistémica pueden disminuir la frecuencia cardiaca , como resultado de estimulación vagál central, posteriormente la frecuencia cardiaca aumenta de forma directamente proporcional a la concentración de cocaína en sangre, siendo esta estimulación resultado de la mayor estimulación central simpática, así como los efectos periféricos de la cocaína, sobre el sistema nervioso simpático o adrenérgico, el cual es mediado por la noradrenalina. Por otra parte la presión arterial se ve afectada, pudiendo caer, denotando al principio una elevación sobresaliente debido a la taquicardia y a la vasoconstricción mediadas simpáticamente, en la mayoría de los casos de muerte por consumo de cocaína y la intoxicación aguda se debe a arritmias, infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca producida por depresión directa del músculo cardiaco [2,3,5].

 

2.7. ACCIÓN DE LA COCAÍNA SOBRE LA TEMPERATURA CORPORAL

La cocaína es una sustancia muy pirogénica, ya que la vasoconstricción disminuye la perdida de calor, además de que al disminuir el calibre vascular, existe mayor fricción de la sangre contra las paredes capilares, conduciendo de esta manera al aumento de calor, a la vez de que el volumen minuto cardiaco se halla aumentado (velocidad de flujo) por una acción de estimulación directa del músculo cardiaco, contribuyendo este factor de forma directamente proporcional al incremento de temperatura corporal [2,3,4,5].

 

2.8. ACCIÓN FARMACOLÓGICA DE LA COCAÍNA SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO SIMPÁTICO

La cocaína   potencia las respuestas de los órganos con innervación simpática a la noradrenalina y en menor grado al de la adrenalina, ya que se ha demostrado que la cocaína ejerce una acción de bloqueo de la captación de catecolaminas en las terminaciones nerviosas adrenergicas, este proceso de captación es principalmente responsable del cese de las acciones de los impulsos adrenergicos y de las catecolaminas circulantes [2.3.5.7].

 

2.9. FARMACOCINÉTICA DE LA COCAÍNA

La cocaína se absorbe por todos los sitios de administración o aplicación, incluyendo mucosas nasal y gastrointestinal. La absorción aumenta en presencia de inflamación y así los efectos sistémicos pueden aumentar mucho mas de lo normal, dicho factor se debe a que en un proceso de inflamación existe la liberación de mediadores químicos como la serotonina, la cual produce un espasmo vascular, la bradicinina actúa generando calmodulina en el plasma sanguíneo y estimula a la vasodilatación aumento de la permeabilidad y síntesis de prostaglandinas, la histamina actúa anclando sobre el receptor especifico H1 la cual activa a la fosfolipasa C , esta a su ves estimula a la liberación del ion calcio, el cual es el encargado de activar a la fosfolipasa A2 (PLA2) y conduciendo a la hidrólisis de la unión ester Sn2 de los fosfolipidos específicos de la membrana celular como la fosfatidilcolina y fosfatidiletanolamina, la activación de la PLA2 estimula la transformación de fosfolipidos a ácido araquidónico, el cual se transforma posteriormente por un sistema enzimático de isoenzimas COX I-II (ciclooxigenasas) en prostaglandinas, siendo la mas importante la prostaglandina E2, la cual aumenta la permeabilidad vascular, facilitando de esta manera la absorción de cocaína al torrente sanguíneo y disminuyendo la velocidad de inicio de acción de la cocaína.

Una vez absorbida la cocaína , esta se degrada a través de las estearasas plasmáticas, posteriormente se excreta cantidades pequeñas inalteradas por la orina, siendo este medio de eliminación una matriz importante para la determinación de cocaína y sus metabolitos en individuos sindicados de haber consumido dicha sustancia; la vida media de la cocaína en el plasma, luego de la administración por vía oral o nasal es de una hora. Acá se toma en cuenta el inicio de la acción que dependerá de factores de sensibilidad característicos e individuales de cada persona.

Parámetros orientatívos señalan según varias bibliografías que la dosis mortal de cocaína es de 2 g , a pesar de haberse demostrado reacciones muy alarmantes a dosis de 20 mg, esto debido a la gran diferencia que existe en la idiosincrasia, así también como muchos factores de diferencias metabólicas que difieren en función a la raza, sexo, clima , presión, patologías etc. [1,3,4,5,7,8].

 

3. ENFOQUE LEGAL DE LA COCAÍNA, CONSUMO, TENENCIA Y TRAFICO

 

3.1. DE LOS DELITOS Y PENAS

Dentro de las acciones legales, la acción penal por delitos tipificados y sancionados en la Ley 1008 son de orden público y su procesamiento se adecuara a las previsiones contenidas en el Código de Procedimiento Penal: Ley 1970. por otra parte la fabricación de sustancias controladas, es sancionada con presidio de cinco a quince años. Cabe aclarar que las personas dedicadas al proceso de maceración de coca llamados “pisa cocas”, serán sancionados con la pena de presidio de uno a dos años, siempre que colaboren con la investigación y captura de sus principales cabecillas; el trafico, tiene una sanción de presidio de diez a veinticinco años, siendo considerada circunstancia agravante el trafico de sustancias controladas en volúmenes mayores.

Tratándose de consumo y tenencia para el consumo propiamente dicho, el dependiente y el consumidor no habitual que fuere sorprendido en posesión de sustancias controladas en cantidades mínimas que se supone son para su consumo personal inmediato, será internado en un instituto de fármaco-dependencia publico o privado para su tratamiento.

La cantidad mínima para consumo personal inmediato será determinada previo dictamen de los especialistas de un instituto de fármaco-dependencia publico. Si la tenencia fuese mayor a la cantidad mínima, esta conducta será tipificada como trafico de sustancias controladas.

La norma jurídica relativa a la tenencia determina como consumo personal inmediato, la cantidad de droga equivalente a 48 horas de consumo, dictaminado por los peritos toxicólogos, y dependiendo de estudios de cinética de la persona: si la cantidad fuese mayor se presume que se trata de trafico.

 

 

AGRADECIMIENTO

Al área de Farmacología del Instituto de Investigaciones Fármaco-Bioquímicas de la Universidad Mayor de San Andrés;   A la Universidad de las Naciones Unidas y el Programa de Biotecnología Aplicada para América Latina y el Caribe (UNU/BIOLAC).

 

Artigo impresso em: 2019-01-18 11:50:33


4. REFERÊNCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Gisbert Calabuig JA. Medicina Legal y Toxicología. 3rd ed. Barcelona, Spain: Editorial Masson; 2001. p 764 – 780.
  2. Goodman LS, Gillman A. Las bases farmacológicas de la terapéutica. 8th ed. Mexico: Editorial Medica Panamericana; 1996. p 1789 – 1754.
  3. Goodman LS, Gillman A. Las bases farmacológicas de la terapéutica. 8th ed. Mexico: Editorial Medica Panamericana; 1996. p 195-432.
  4. Katzung GB. Farmacología Básica y Clínica. 7th ed. Santa Fe de Bigita, Mexico: Editorial El Manual Moderno, 1999. p 669-673.
  5. Litter M. Farmacología Experimental y Clínica. 3rd ed. Buenos Aires, 1986. p. 1303-19; 608-638.
  6. Lucca MD, Zalles AJ. Enciclopedia Boliviana – Flora medicinal Boliviana: Diccionario enciclopédico. Cochabanba, Bolivia: Editorial los amigos Werner Guttentag, 1992. Pag. 161 – 163.
  7. Page CP, Curtis MJ, Sutter ML, Walker MJ, Hoffman BB. Farmacología integrada. Spain: Harcourt Brace, 1998.
  8. Rocabado CGO. Estudios sobre la actividad antiinflamatoria, ulcerogenica y gastroprotectora de las espécies vegetales Rubus boliviensis, Smilax aspera y Xanthium spinosum, mediante el empleo de modelos biológicos in vivo [Graduation thesis in experimental farmacology]. La Paz, Bolivia. 2004.
  9. Malfica, K. Las drogas tal cual. [cited 2016 sept]. Available at http://www.mind-surf.net/drogas/cocaina.htm#2
  10. Lycaeum. [cites 2016 sept.]. Available at http://www.lycaeum.org/drugs/plants/coca/
Guillermo Omar Rocabado Calizaya

Msc. PhD. Perito en Toxicología Forense. Universidad Complutense de Madrid



ABMLPM - Associação Brasileira de Medicina Legal e Perícias Médicas - afiliada à AMB
Escritório Administrativo - Av. Brigadeiro Luiz Antonio, 278 – 7º andar – Bela Vista
São Paulo – SP – CEP: 01318-901
Fone: (11) 3101-5994 / Celular: (11) 9.7403-4818 (operadora Vivo)

104